Llámanos 93 023 93 10

Nos encontramos en una situación de emergencia en la que, por la seguridad de todos los ciudadanos, debemos permanecer en nuestras casas el máximo tiempo posible. Ahora más que nunca, es importantísimo el seguimiento de una correcta alimentación y planificación.

Recomendaciones generales para evitar el contagio

  • Lavarse las manos de manera regular y mantener una buena higiene personal.
  • Evitar salir de casa a menos que sea imprescindible.
  • Mantener las distancias con personas desconocidas.
  • Limitar las visitas, intentar quedar lo mínimo posible y si debes hacerlo, que sea con familiares y amigos próximos (evitando los grupos de personas).

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (CGCODN) y la Academia Española de Nutrición y Dietética han dejado claro que la alimentación por sí sola no cura ni evita la infección por coronavirus ni de cualquier otro virus.

Los mecanismos de defensa dependerán del estado nutricional y sistema inmune de la persona en el momento de infección. Por ello, de siempre, ha sido básico el seguimiento de una alimentación equilibrada, suficiente y completa para mantener un buen estado de salud y un sistema inmune fuerte. Esto se traduce en el seguimiento de una dieta mediterránea (rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pescados, carnes bajas en grasa, huevos, lácteos, …) siendo estos últimos prescindibles.

¿Cómo gestiono la compra de esta cuarentena?

En la situación de emergencia en la que nos encontramos, son muchas las personas que acuden a los centros de alimentación a comprar comida de manera descontrolada para pasar la cuarentena, sin tener en cuenta si aquellos alimentos son o no saludables o estarían en su compra habitual.

Las autoridades sanitarias han asegurado el abastecimiento de comida y medicamentos, así que no hay motivos para comprar más cantidad de comida de lo habitual/estrictamente necesario.

  • Ir con la lista de la compra ya hecha desde casa (evitarás comprar productos innecesarios y reducirás tiempo de exposición) separando los alimentos en los diferentes grupos: cereales, proteínas, grasas, frutas, verduras, frutos secos…).
  • Comprar alimentos que tengan una vida útil muy amplia: latas, conservas, congelados, productos deshidratados…
  • Evitar la compra de productos procesados ya que generalmente, son ricos en sal, azúcares, grasas de mala calidad…
  • Evitar comprar comida a domicilio “fast food” como pizzas, hamburguesas, Frankfurt…. Aunque este tipo de comercios sigan abiertos, debemos evitarlos al máximo debido al gran aporte energético y bajo valor nutricional.
  • Potenciar el AGUA como bebida de elección. Podemos consumir tés, cafés, infusiones sin azúcares añadidos.

Lista de la compra saludable: ¿Qué elementos debo añadir?

Cereales/Hidratos de carbono: harina integral, arroz integral, pasta integral, quinoa, pan integral (se puede congelar), cereales de desayuno sin azúcares añadidos…

Legumbres: garbanzos, lentejas, guisantes, judías blancas…. En conserva, secas o congeladas (son una muy buena opción proteica).

Verduras y hortalizas: Frescas, congeladas, en conservas…. Por ejemplo, espinacas, brócoli, judías verdes, calabaza, cebolla, remolacha… purés de verduras comerciales, encurtidos en general (pepinillos en vinagre, cebolletas, banderillas…).

Frutas: Naturales o en conserva (en su jugo como de piña o melocotón) o deshidratadas o papillas de fruta o fruta congelada (mango, frutos rojos, coco, piña…).

Frutos secos: Frutos secos naturales y/o tostados. Evitar aquellos que son fritos o salados. Por ejemplo: nueces, almendras, avellanas, anacardos, pistachos, mezcla de frutos secos…

Carnes, pescados y huevos (opcional): embutidos de calidad como jamón con un 90% de carne como mínimo, lomo ibérico, pollo, pavo, ternera, pescado blanco, azul, marisco y huevos. Es posible comprarlos frescos o congelados (evitar procesados como hamburguesas, frankfurt, embutidos de mala calidad…). Una muy buena opción es potenciar las conservas de pescado como sardinas, atún, ventresca, almejas, mejillones, berberechos; potenciar la versión al natural o en escabeche.

Lácteos o bebidas vegetales: leche en polvo, leche UHT, yogures, quesos frescos, quesos curados, bebidas vegetales sin azúcares añadidos (de soja, avena, almendra, arroz…) o yogures de soja. Evitar aquellos que contengan azúcares añadidos.

Grasas saludables: aceite de oliva virgen extra, aguacate, guacamole y semillas oleaginosas.

Bebidas: café, té, infusiones (siempre sin añadirles azúcar)

Otros: Especias, hierbas, condimentos, levadura.

Dulces: chocolate negro de >70% de cacao, cacao puro en polvo (sin azúcar añadido).

Alimentos que debemos evitar

Productos procesados dulces: galletas (incluso las “light o bajas en calorías”) bollería (tanto de panadería como de supermercado).

Productos procesados salados: Lasañas, pizzas, platos preparados, palomitas, frutos secos fritos, patatas fritas, palitos de pan con queso, galletas saladas, croquetas, empanadillas, chorizo, fuet, butifarra, salchichas, sobrasada…

Bebidas: bebidas alcohólicas, refrescos azucarados, batidos de chocolate, zumos (incluso los sin azúcares añadidos) ….

Postres lácteos: yogures azucarados, natillas, flanes, mousse, helados, yogures de sabores azucarado

Menú saludable para 2 semanas GRATUITO

¿Quieres un menú saludable para 2 semanas de forma gratuita? Contacta con nosotros aquí y te enviaremos el menú a tu correo electrónico.

Desde Barcelona Nutrición seguimos trabajando de forma online para que no abandones el cambio que quieres realizar. Que el coronavirus no sea la “excusa o detonante” de unos malos hábitos o conductas alimentarias.

Categories: Nutrición

María Valero

Dietista Nutricionista. Enamorada de mi profesión y del trato directo con las personas, ayudo a confeccionar pautas alimentarias, menús y estrategias nutricionales para poder conseguir sus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
×
¡Hola! Si tienes alguna duda, escríbenos :)